Qué ver en La Haya (Países Bajos)

Qué ver en La Haya
Vista nocturna del Binnenhof a finales de 2019

Aunque la mayoría de los turistas que visitan Países Bajos se hospedan en Amsterdam, el territorio neerlandés tiene mucho más que ofrecer. Una de las ciudades a visitar en el país es La Haya, que aunque se conoce por ser sede de muchas embajadas, el Tribunal Penal Internacional y una variedad enorme de edificios oficiales, esta ciudad ubicada en Holanda del Sur tiene muchas atracciones turísticas de interés. En esta entrada, veremos qué ver en La Haya, además de algunos consejos para sacar el mayor provecho de nuestra visita.

Aunque no hemos visitado la ciudad como turistas, hemos residido en La Haya durante casi dos años, por lo que hemos conocido la urbe muy de cerca. Aun así, la lista que encontraréis a continuación no pretende ser, ni mucho menos, definitiva. La Haya es una ciudad impresionante con mucha historia y una gran cantidad de lugares de interés. Es por ello que nos gustaría presentaros una pequeña selección de todo lo que tiene que ofrecer la ciudad.

Qué ver en La Haya

Mauritshuis

"La joven de la perla", de  Johannes Vermeer
“La joven de la perla”, de Johannes Vermeer

El Mauritshuis no puede faltar en una lista de qué ver en La Haya. Este museo de pinturas exhibe pinturas de artistas neerlandeses entre las que se encuentran varias obras maestras de Rembrandt o Vermeer. Quizá la más famosa sea “La joven de la perla”, óleo sobre tela realizado por Vermeer entre 1665 y 1667 y que se exhibe en el museo. Sin duda, el Mauritshuis es uno de los mejores lugares que ver en La Haya.

El museo se ubica en el centro de la ciudad, anexo al Binnenhof, por lo que no tiene pérdida.

Si el tiempo es bueno, recomendamos descansar en la maravillosa plaza Het Plein que se encuentra a escasos metros. En Het Plein encontraremos gran cantidad de restaurantes y bares, además de unas vistas preciosas de los rascacielos de la ciudad. Si decidís seguir nuestro consejo, os recomendamos el bar-restaurante Luden, donde puede comerse un gran plato de nachos con queso y carne que echamos mucho de menos. Aunque el sitio no es barato (la ubicación y el servicio son excelentes) lo visitábamos con mucha frecuencia durante nuestra estancia y lo recordamos con cariño.

Binnenhof

El Binnenhof es un grupo de edificios ubicado en el centro de La Haya, junto al estanque Hofvijver. El Binnenhof es la sede de muchos edificios con fines políticos y administrativos y tiene una arquitectura espectacular que podremos disfrutar desde su interior (puede accederse al patio del Binnenhof) o desde el otro lado del estanque (la fotografía que abre esta entrada fue tomada por nosotros un día cualquiera).

Como comentábamos, el edificio se encuentra en el centro de la ciudad, junto al Mauritshuis, por lo que es muy sencillo de encontrar. No cuesta dinero acceder al patio, por lo que podremos disfrutar de la vista de estos edificios de forma gratuita.

Palacio de la Paz

El Palacio de la Paz es un edificio precioso ubicado en La Haya. Este palacio inaugurado en 1913 hospeda a la Corte Internacional d e Justicia, la Corte Permanente de Arbitraje, la Academia de Derecho Internacional y la Biblioteca del Palacio de la Paz, siendo un edificio de tremeda importancia en todo lo relacionado al derecho internacional.

La arquitectura del edificio y sus jardines son preciosos, a lo que hay que añadir los recorridos realizables por el interior del edificio. Por desgracia, no podemos dar muchos más detalles de estos tours por el interior pues nos marchamos de la ciudad sin haberlo realizado.

En cualquier caso, merece la pena visitar el palacio aunque sea para verlo desde el exterior. Su ubicación es muy céntrica y no tardaremos más que unos 20-25 minutos en llegar a él desde Binnenhof. También podremos llegar aquí en autobús o tranvía (línea 1).

La playa de Scheveningen

Scheveningen es uno de los ocho distritos de la ciudad. Este barrio costero tiene una playa preciosa, además de un paseo con gran cantidad de restaurantes y bares, a lo que habrá que añadir una noria que hará las delicias de toda la familia.

Visitar esta playa que se llena de turistas alemanes durante el verano es imprescindible si visitamos la ciudad con buen tiempo y temperatura agradable. La forma más sencilla de acceder a la misma es el tranvía, aunque podremos llegar muy fácilmente en bicicleta, pues el paseo desde el centro es bonito y la ciudad está preparadísima para el uso de bicicletas (como no podía ser de otra manera).

Comentar finalmente que las calles colindantes de la playa son muy interesantes por estar llenas de edificios con arquitecturas interesantes.

Palacio Noordeinde en La Haya
El Palacio Noordeinde en 2006 [dominio público]

Palacio Noordeinde

Para terminar con nuestra lista de qué ver en la Haya, os presentamos el Palacio Noordeinde. Esta edificación data del siglo XVI y es propiedad de la realeza neerlandesa (uno de los tres palacios oficiales de la familia real). No puede ser visitado y el patio está vallado, pero os recomendamos pasar a verlo si estáis cerca.

La visita no dura más que unos minutos, pues no queda otra que disfrutar de su arquitectura desde el otro lado de una valla. Aun así, si lo recomendamos es, en parte, por la calle en la que se ubica, llamada Noordeinde (al igual que el palacio). Esta calle es una de las que más nos gustan de La Haya. Aunque pasan coches (y muchas bicicletas) es muy fácil caminarla y está llena de tienditas, bares y restaurantes.

Bonus: Pasear por la ciudad

No podíamos terminar esta lista de “Qué ver en La Haya” sin recomendar pasear por la ciudad (aunque sea sin rumbo). Durante nuestro tiempo en la ciudad, nos encantaba dar paseo por donde fuese, pues es una ciudad muy agradable de realizar a pie. Además, cada callejuela esconde secretos de lo más interesantes.

Por lo tanto, si contáis con tiempo suficiente para visitar la ciudad sin prisa, tomaos el tiempo necesario para visitar todos los lugares que hemos comentado (todos salvo la plata de Scheveningen quizá) a pie, disfrutando de cada paso.

Deja un comentario

Scroll al inicio