Visitar la Pagoda Bai Dinh (Vietnam)

Complejo de la Pagoda Bai Dinh
Parte del Complejo de la Pagoda Bai Dinh

El complejo de la Pagoda Bai Dinh es un complejo de templos budistas ubicado muy cerca de Ninh Binh, en el tercio norte de Vietnam. El complejo de templos fue construido, en su mayoría, entre 2003 y 2010, aunque existe un templo más antiguo que data de fechas anteriores. Es el complejo budista más grande de Vietnam y es uno de los lugares del país que más nos impactaron, pues se trata de un complejo enorme con muchos edificios que visitar.

En esta entrada, explicaremos por qué visitar el complejo de Bai Dinh y cómo hacerlo de la mejor manera. Repasaremos también el precio de la entrada y algunas recomendaciones para hacer la visita más placentera.

Visitar la Pagoda Bai Dinh

¿Por qué visitar la Pagoda Bai Dinh?

El complejo del templo de Bai Dinh se compone de una serie de edificios construidos, en su mayoría, durante la década de los 2000 (aunque sigue habiendo obras en los exteriores del complejo). La mayoría de los edificios han sido construidos con mucho mimo, por lo que merece mucho la pena verlos de cerca y admirar sus interiores, que son de los más impresionantes que vimos en el país asiático.

Además, el complejo incluye una Pagoda enorme que puede visitarse. Al subir al último de sus pisos, podremos admirar unas vistas que quitan el hipo, y es que podremos apreciar todo el complejo y sus alrededores, además de la preciosa vegetación de la zona y el río que baña el lugar. La visita al complejo puede durar, perfectamente, entre 2 y 3 horas, pues hay mucho que ver.

A continuación, podréis ver uno de los vídeos que grabamos desde lo alto de la pagoda.

 

Cómo llegar a la Pagoda Bai Dinh

La Pagoda Bai Dinh se ubica unos kilómetros al noroeste de Tam Coc (zona cercana a Ninh Binh donde suelen alojarse los turistas que visitan la zona) y al este del centro de Ninh Binh. Desde Tam Coc, la distancia en coche o moto es de unos 21 kilómetros que, según Google Maps (y también según nuestra experiencia) se realizan en una media hora, quizá algo más. Además, el complejo se ubica a unos 12 kilómetros de los botes de Tràng An, otra actividad muy recomendable en la zona.

Pagoda Bai Dinh

La carretera desde Tam Coc hasta la Pagoda Bai Dinh no nos pareció especialmente mala, pero como solemos comentar en nuestras entradas relacionadas con Vietnam, es esencial comprender lo difícil del tráfico y de la manera de conducción en el país antes de aventurarse a alquilar una moto o coche. En nuestro caso, contratamos un servicio de transporte que nos llevase desde nuestro alojamiento en Tam Coc a una serie de atracciones turísticas cercanas (incluyendo la Pagoda Bai Dinh). En una entrada futura, explicaremos qué servicio de transporte contratamos y daremos todos los detalles para su contratación.

Precio de la Pagoda Bai Dinh

Existen varios tipos de entradas al complejo que trataremos de detallar a continuación, aunque no nos quedó del todo claro la diferencia entre algunas de ellas.

  • La entrada básica es la que da acceso al transporte en buggy (un vehículo estilo carrito de golf) desde la entrada del complejo hasta el complejo en sí y viceversa, además de permitirnos el transporte dentro del complejo utilizando el mismo tipo de vehículo. Los buggies siguen rutas predeterminadas, por lo que solo sirven para moverse entre puntos concretos. El precio de esta entrada es de 60.000 dongs por persona.
  • Existe otra entrada por 100.000 dongs por persona que permite subir a la Pagoda Bai Dinh, además de dar acceso a los buggies de transporte.
  • Por último, la entrada más cara tiene un precio de 200.000 dongs por persona pero no llegamos a comprender cuál es la diferencia entre esta y la que cuesta 100.000 dongs.

Recomendaciones

Por último, nos gustaría haceros un par de recomendaciones a la hora de acceder al lugar:

  • Llegad provistos de suficiente agua para la visita. El complejo es muy grande y se puede tardar entre 2 y 3 horas en visitarlo por completo. Existen varios puestos donde comprar agua (tanto a la entrada como a lo largo del complejo), pero por si acaso, recomendamos llevar agua de antemano.
  • Cuando visitamos el lugar, había muchas personas rezando en los templos, por lo que es necesario visitar los templos con respeto. Lo mismo aplica a la Pagoda Bai Dinh, donde tendremos que ponernos una especie de malla que cubra nuestros zapatos para poder entrar.

Deja un comentario

Scroll al inicio