Visitar Fotografiska en Estocolmo

Fotografiska en Estocolmo
Museo Fotografiska en Estocolmo

Estocolmo tiene una gran selección de museos para todos los gustos. Ya hemos descrito algunos de ellos en entradas previas del blog, como el Vasa Museet (para nosotros, el mejor de Estocolmo) o Skansen, un museo al aire libre en el que podremos conocer cómo se vivía en Suecia hace años. Hoy seguimos la senda de los museos de Estocolmo dedicando esta entrada al museo Fotografiska, uno de los más famosos de Estocolmo.

Visitar Fotografiska en Estocolmo

El Museo Fotografiska de Estocolmo

El Museo Fotografiska es uno de los museos más famosos de Estocolmo. Este museo expone fotografías y arte visual de los mejores creadores del mundo, disponiendo siempre de interesantes exposiciones de las que disfrutar. Son cinco los museos Fotografiska que hay en el mundo, siendo uno de ellos el de Estocolmo. Los otros cuatro están ubicados en Tallin, Nueva York, Shanghai y Berlín. Esta entrada se centrará exclusivamente en el de Estocolmo.

El museo abre de 10 de la mañana a 11 de la noche (10:00 – 23:00) todos los días de la semana. Este horario es válido casi todos los días del año, siendo las únicas excepciones el día de Nochebuena (el horario es de 10:00 a 21:00) y el día previo a Midsommar (en 2024 será el viernes 21 de junio) en el que el museo permanecerá cerrado.

¿Qué vas a hacer en Estocolmo?

El museo Fotografiska tiene varias plantas. Accederemos al mismo por la planta en la que se encuentran la entrada y la tienda, por la que pasaremos tanto al entrar como al salir. Una vez pasada la canceladora que nos dará acceso al museo, podremos acceder a la planta baja en la que se encuentra el guardarropa. Una vez de vuelta a la planta por la que hemos accedido al museo, podremos acceder a la primera de las exposiciones. Al terminarla, podremos acceder a la segunda planta, donde nos encontraremos con más exposiciones que ver.

Por último, una planta más arriba encontraremos el restaurante, donde podremos disfrutar de un brunch, cena o el famoso fika sueco (café o té con pastas o bollos, ¡muy común y delicioso!). No dejéis de probar el fika durante vuestra visita a Estocolmo (no tiene por qué ser en este museo, hay cientos de sitios donde hacerlo). Puede no parecer nada del otro mundo, pero es una tradición muy popular en el país nórdico.

Las exposiciones disponibles podréis encontrarlas en la web oficial de Fotografiska (en inglés y sueco): Web oficial de Fotografiska

Cómo llegar

El museo se ubica en un antiguo y muy bonito edificio de ladrillo que servía como oficina de aduanas. Este edificio se encuentra en la isla de Södermalm, la isla más al sur del centro de Estocolmo, justo enfrente del mar, lo que convierte al paseo entre el museo y el transporte público con el que queramos acceder a él en una maravilla. Las vistas son sencillamente impresionantes, y eso que toda la zona está actualmente en obras. Una vez que terminen, ¡ese paseíto será de los mejores de la ciudad!

La ubicación concreta del museo podéis verla en este mapa:

La forma más fácil de llegar es tomar el metro (tunnelbana) hasta la estación de Slussen, una de las más céntricas de la ciudad y por la que pasan todas las líneas rojas y verdes del metro. Una vez lleguemos a Slussen, no tardaremos más que 10-15 minutos andando hasta el museo Fotografiska, siendo el paseo muy agradable gracias a las vistas de Gamla Stan y Djurgården.

Importante sobre la ubicación:

Google Maps parece equivocarse en la forma más fácil y rápida de llegar de Slussen a Fotografiska. Aunque marca que debemos realizar un desvío enorme, realmente no es así. Podremos llegar fácilmente andando desde Slussen hasta Fotografiska siguiendo el mapa que el propio museo ofrece en su web (en inglés), justo al final de la página: Visit Fotografiska

Tipos y compra de entradas

Fotografiska ofrece varios tipos de entradas en base a la edad y actividad (estudiante, trabajador o jubilado). Además, los precios de cada una de las entradas dependerá de la hora a la que vayamos a visitar el museo y de si compramos la entrada online antes de ir o si la compramos allí mismo. Como veremos, las entradas no son baratas, como sucede en la práctica totalidad de los museos de Estocolmo. Las podremos comprar en la web de Fotografiska (en inglés): Entradas para Fotografiska

Comprando la entrada online, los precios (por persona) a 19 de noviembre de 2023 son los siguientes:

  • Entrada adulto: 175 – 195 SEK
  • Entrada senior: 135 – 155 SEK (salvo los martes, en los que el precio será de 125 SEK)
  • Entrada estudiante (a partir de 13 años): 135 – 155 SEK
  • Entrada niñ@s (0-12 años): 0 SEK

Como vemos, los niños hasta 12 años entran gratis y tanto los estudiantes como los más mayores (la categoría senior incluye jubilados y personas mayores de 65 años) podrán entrar con descuento. Las personas que quieran entrar con descuento deberán presentar una identificación que les «acredite» como miembro de un grupo con descuento.

¡Importante recordar que los precios vistos más arriba son sólo para compras realizadas por internet y de antemano! Si deseamos comprar las entradas en el propio museo nos cobrarán alrededor de un 15% más, por lo que si queréis visitar el museo, es mucho más económico que compréis las entradas online.

Por último, comentar que podremos realizar una visita guiada por el museo, pero hasta donde hemos podido ver, las visitas guiadas sólo están disponibles en sueco. Encontraréis las visitas guiadas disponibles en la sección de compra de entradas de la web de Fotografiska.

¿Merece la pena?

Esta es una pregunta de difícil respuesta, pues para gustos los colores, pero esta es nuestra opinión: Fotografiska es un museo interesante, con exposiciones únicas que harán las delicias de los viajeros más interesados en la fotografía, la cultura y el arte contemporáneos. Sin ser nosotros unos entendidos del tema, las exposiciones que hemos visto han sido interesantes (incluyendo una sobre los 50 años de vida del Hip Hop, que estará disponible hasta el 4 de febrero de 2024.

Además, su ubicación convierte el paseo hasta el museo en una delicia, especialmente si hace buen tiempo y el frío no aprieta demasiado. Esos 10-15 minutos andando desde Slussen son una maravilla, con Gamla Stan a un lado y Djurgården de frente, con el parque de atracciones Gröna Lund y sus colores incluidos. Actualmente, todo el paseo está en obras, pero una vez terminen, las vistas serán incluso mejores.

Aun así, el principal problema que le vemos es el precio de acceso. Hablamos de unos 16-20 euros (en base a si reservamos la entrada de antemano o no) por persona, lo que no es moco de pavo. Si las exposiciones disponibles cuando visitéis la ciudad no son de vuestro agrado o no os parecen especiales, quizá encontréis otras actividades o museos más interesantes que ver en la ciudad (por el mismo precio). Como hemos comentado al comienzo de esta entrada, el Museo Vasa o Skansen nos parecen opciones más apropiadas para viajeros no tan interesados en el arte/fotografía contemporáneo y más interesados en ver algo diferente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Aventuras Viajeras.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Banahosting que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Scroll al inicio